lunes, 2 de marzo de 2009

Partido de gala para darle sabor a La Liga (Atl. Madrid 4-3 Barcelona)

Todavía se me pone la piel de gallina cuando pienso en lo vivido el domingo sobre el Vicente Calderón. Caviar del bueno, de esturión del Mar Caspio para los más privilegiados; pero lo de la capital fue para todos los amantes del fútbol, un partido para recordar.

El F.C. Barcelona consiguió adelantarse en dos ocasiones, volviendo a fortalecer su apuesta por La Liga, pero los del Manzanares consiguieron remontar con trabajo y esfuerzo. Ambos equipos saltaron al campo con onces muy aceptables, sabiendo que la victoria era más que necesaria. El Atlético además tenía la espina clavada por la goleada sufrida en el Nou Camp.

Antes de que Henry abriera el marcador con un golazo desde la frontal, el colegiado se había equivocado al anular un gol legal de Heitinga. Las cosas ya pintaban mal para los rojiblancos, y peor cuando Messi encontró espacios y se metió hasta la cocina para hacer el segundo en una noche que se presentaba bastante mal para los colchoneros.

Pero el uruguayo Forlán consiguió acertar en un disparo lejano, sin envidiar nada al de Henry, para acortar distancias. Esperanzas que nadie en el Calderón quería reconocer que tenía, pero en la mente de todos estaba la remontada de la pasada temporada. Y así ocurrió, antes del descanso apareció Agüero para sembrar su batalla particular con Messi y así poner las tablas en el descanso del encuentro.

Tras el descanso el Atlético le cedió algo de terreno a los de Pep, e incluso Eto’o, quien no suele perdonar tuvo una ocasión de oro, pero no estaba muy acertado el camerunés. Por el contrario, el francés estaba en forma, y aprovechó una contra dirigida por Gudjohnsen para poner de nuevo por arriba al conjunto culé. Otra vez las cosas se ponían cuesta arriba para los rojiblancos, pero tan solo cinco minutos más tarde, Forlán sufrió un penalti de Henry, el cual fabricó el propio uruguayo.

A partir de aquí todo el mundo creía en el empate como resultado final, ambos equipos habían luchado y se lo merecían por igual, pero sacando de dentro su guerra personal, Agüero consiguió en los últimos minutos el de la victoria.

El Calderón se daba un baño de alegría en el Manzanares y se coloca quinto, aparte de poner La Liga al rojo vivo con el Real Madrid a tan solo cuatro del Barcelona, habiendo remontado ocho puntos en tres semanas.

1 comentario:

P. M. X. dijo...

joer con el madrid, le va a dar ambiente a esto...

un saludo desde cultura-de-futbol.blogspot.com. Responde a la pregunta: ¿cuantos equipos españoles pasaran a cuartos de la champions?